10 de junio de 2006
Imagen




Aprovecho la "madrugá" para respirar, echar de menos a la gente que quiero y está lejos, que me hacen sentir y me ayudan a vivir una vida que de otro modo seria demasiado solitaria.

Ya he dicho que me gusta el silencio, pero según voy avanzando en la vida, empiezo a clasificar diferentes tipos de soledades, y algunas de ellas no me gustan nada de nada.

Hay una básica, buena, serena... la busco o me encuentra, como hoy insomne y tratando de refrescarme tras un dia caluroso. El cansancio se acumula a lo largo del dia, y a la noche, por fin puede una sentarse a repasar el dia y lo sucedido en él.

Esta soledad me encanta porque me da la oportunidad de no dar nada por sentado o merecido, es unon de los pocos momentos mágicos en los que puedo ser consciente de lo afortunada que soy a pesar de las dificultades que la vida me pone al paso.

Tengo tiempo en estos momentos de reir recordando algunas charlas, de captar la esencia de algunas frases que, durante el dia, entre el trajin, me pasaron desapercibidas. Puedo pensar en mis gentes y abrazar a cada uno de la forma que se merece, raro es el dia que no tengo que agradecerle algín detalle a alguien...

Puedo entristecerme si alguien que quiero está mal, y en momentos asi puedo centrarme mejor en echarles de menos y buscar alguna solucion a sus problemas.

¡Qué triste debe ser la soledad absoluta! La que no tiene afectos que recordar, nadie de quien preocuparse, ninguna palabra cariñosa reciente rondándo en la cabeza, la que solo existe para ir devorando el tiempo y vaciar las almas un poco más.

Me niego, eso si, a hacer un balance de mi vida, (eso es para los que sólo viven de recuerdos) porque;¡ me queda tanto por vivir...! Ya lo haré cuando vea el final de mi futuro, y el pasado, ya fué.

Dejo deslizarse la noche sobre mi, como se desliza el agua por el rio, lenta, mansamente, adormeciendome con su rumor, pero continuando su camino sin volver atrás.

Mañana es una de las más hermosas palabras de cualquier idioma, porque huele a esperanza, a nuevo, a limpio... Y mañana hay que vivir otra vez tratándo de soñar un poco más o de ayudar a alguien a hacer realidad sus sueños.

Un poco de ayuda siempre viene bien Gui?o

Las 2,00 am, y... mañana será otro dia Sonrisa


Publicado por cami.s @ 1:59  | Noches
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios