01 de abril de 2006
 

A mi abuela, la meiga gallega de la que heredé algo más que el nombre... en su mes de Abril. Siempre te recuerdo con alegría.


Qué duda más tonta me acaba de entrar, (hummmmm... ya son dos, ¿porque las dudas "entran"?) si el relato de un dia a dia se llama Diario, el de noche a noche ¿como se llama? ¿¿Nochario?? Llorando ná, me gusta más Nocturnario,y total... ¿qué más dá? Fumador

Vaya, empiezo el mes de Abril, (espero que con aguas mil por aquello de que se me alivien las alergias) con dudas bastante tontas Sonrisa

Sea como sea, aunque me parezca cuasi imposible, ya son más de 50 articulos los reflejados en este blog Rebotado la verdad, me sorprendo a mi misma, no sé si es que tengo cosas que contar o que con el paso de los años una se vuelve más constante... Claro que también ayudan los ánimos y las colaboraciones de Citizen, los comentarios de sayha, que me hacen reaccionar Gui?o

En todo caso, ésto de hoy, es un homenaje a mi abuela Camila, una mujer de campo, sencilla, luchadora, superviviente nata donde las haya y de la que aprendi algo más que a preparar un pulpo a feira que quita el sentido, las propiedades de algunas infusiones y a asar castañas justo en su punto.

De ella heredé algunas cosas (no sus redondeces, desafortunadamente) pero si su sensibilidad, su sentido del humor, (bastante puñetero casi siempre) su amor y respeto por la naturaleza, su respeto a las personas, su confianza en que el destino existe pero se deja echar una manita, y sobre todo, su forma abierta de concebir la vida, a sus gentes y todo cuanto le deparasen ambas.

Era dificil sorprenderla, o descolocarla, pero... ¡era tan divertido intentarlo! Al final, siempre te lo chafaba con su lógica o su filosofia de vida, pero siempre entre risas. Recuerdo todavia su reacción el dia que le dije que tenia una enfermedad mala...

- "Todas lo son meniña"
- Esta es pa morirse, abuela.
- Hummmmm "No, tú no"

Tenia un equipo médico tratando de prepararme para lo peor siempre desde hacia meses, cautelosos por naturaleza, desconfiados hasta de sus propios remedios y mi abuela, con solo mirarme a los ojos, cogerme la mano y encogerse de hombros, me dió lo que necesitaba: sus palabras de esperanza y un agua que olia fatal (a azufre,brrrrrrr).

- ¿Para qué es esto,güeli? Es normal que se me caiga el pelo.
- No es para el pelo, Bébetelo.
- Ni loca, huele que apesta.
- Hazlo y deja de protestar, es bueno para los males de dentro.
- Pero abuela...
- Si ya te estás muriendo, ¿Qué más te dá?

loco Lógica aplastante, a joerse y a aguantarse. Bebí, y sigo aqui, asi que... Gui?o



Gracias, güeli, estés donde estés.
A ti, en lugar de decirte: "descansa en paz"
hay que decirte: "déjales descansar"

Te Quiero

cami.

Publicado por cami.s @ 4:52  | Noches
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por sayha
05 de abril de 2006 | 7:35
Siempre cre? que ellos que nos dieron todo, viven en nosotros ya no porque lo recordemos y lo traigamos envueltos en recuerdos; sino porque de alguna medido est?n en nuestros actos, seguimos sus obras, sus principios, porque llevamos dentro un pedacito de ellos que hacen lo que somos hoy ?.
De seguro tu abuela debi? de ser una grande para tu hoy tengas ese optimismo, esa entrega que es envidiable y ese amor a la vida que te hizo en su momento vencer todos esos males.

Te quiero camila Sonrisa Careto flor


sayha.